En la conferencia sectorial extraordinaria de Igualdad, comunidades y ministerio han acordado de forma unánime hacer permanente ese acuerdo histórico.

Se blinda el Pacto Permanente de Estado contra la Violencia de Género (a través de un grupo de trabajo que estará configurado para el verano y que permitirá a Gobierno y autonomías trabajar de manera conjunta e ininterrumpida) y apuntala el frente común que se supone tienen las todas autonomías en este ámbito y con un objetivo práctico y tangible, llegar a un acuerdo en los proyectos concernientes al pacto, y otro de fondo ideológico: marcar la línea roja frente a los discursos negacionistas o ambiguos en torno a la violencia machista que se han producido en el último mes en las declaraciones de varios dirigentes del Partido Popular.

Los ejes del grupo de trabajo garantizarán:

  • Permanencia del Pacto de Estado.
  • Sistema de financiación estable.
  • Sistema de co-gobernanza.
  • Actualización y mejora del mapa de recursos de atención integral, adaptándolo al Convenio de Estambul y al Convenio de Varsovia.
  • Poner nombre a todas las violencias, también la vicaria que se ejerce contra los niños y niñas, la digital o la económica.
  • Un sistema de evaluación.
  • Prevención y detección precoz de todas las formas de violencia machista, incluida la trata y la explotación sexual

“Es una isla en un mar de críticas a las políticas de igualdad. La sintonía ha sido máxima. Esta ha sido una habitación llena de mujeres feministas que han dejado a un lado sus partidos políticos, y esto es importantísimo en un contexto de creciente negacionismo, decir a las mujeres que esta es su casa, que es un lugar seguro y que las instituciones van a hacer políticas públicas que las puedan proteger”. Ángela Rodríguez, Secretaria de Estado de Igualdad.

Las representantes en la conferencia, ha añadido, “saben que es necesario un acuerdo” y “no ha habido ningún gobierno autonómico, ninguno, que se haya salido”. Eso permitirá cumplir con la renovación del Pacto de Estado, firmado el pasado 25 de noviembre por todas las fuerzas políticas excepto Vox, con un dictamen que buscaba blindar la financiación “pública, estable, suficiente y adecuada” de las medidas contra los crímenes machistas y comprometía una evaluación de su cumplimiento.

Y eso es lo que hoy se ha ratificado. Blindar de forma permanente el Pacto de Estado contra la Violencia de Género con la creación de un grupo de trabajo, conformado por las autonomías y el Gobierno, que entre abril y mayo analizará y hará una propuesta de los cambios administrativos y financieros que hacen falta para que así sea, por ejemplo, “sistemas de financiación que puedan ser plurianuales”, ha detallado Rodríguez. En junio, lo llevarán ante la comisión técnica y el Observatorio Estatal en este ámbito y, previsiblemente a principio de julio, esos cambios se aprobarán en la Conferencia Sectorial. Además, prepararán “un decálogo de buenas prácticas” en torno al pacto que presentarán en noviembre.

Si quieres más información puedes acceder a la fuente: Noticia de Isabel Valdés para El País.