Diversas ONG sociales han expresado su agradecimiento al Rayo Vallecano por la camiseta solidaria presentada por el equipo madrileño y piden a todos los equipos de Primera y Segunda División que incorporen una camiseta similar a su equipación.

Así la camiseta del Rayo Vallecano presenta una banda multicolor en la que el rojo es el de la lucha contra el cáncer; el naranja, el de las personas con discapacidad; el verde, el del medio ambiente; el azul, el de la lucha contra el maltrato infantil; el morado, el de rechazo a la violencia machista, y todos juntos, contra la homofobia.

En declaraciones a Servimedia, el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Luis Cayo Pérez Bueno, emplazó “a los equipos de fútbol y demás disciplinas con seguimiento masivo a seguir el ejemplo del Rayo Vallecano y a servir de plataforma a los mensajes de igualdad, inclusion y derechos”.

Para el Cermi, “el enorme potencial mediático que tienen las sociedades deportivas no pueden seguir por más tiempo al margen de las grandes cuestiones sociales, que tocan a la ciudadanía, enclaustrados en formas de pensar y actuar basadas en tradiciones prejuiciadas que solo afirman los modelos únicos, despreciando o excluyendo la diversidad. El deporte organizado ha de evolucionar y dejar de ser un bastión de las resabios más retrógrados del país; ha de contaminarse de diversidad y proclamarlo”.

Miguel Ángel Valladares, de WWF, organización ecologista con más de cinco millones de seguidores, dijo a esta agencia de noticias que “es una historia muy bonita que hay que replicar. Es una iniciativa visionaria. Ahora sería estupendo que el resto de los equipos de Primera y Segunda División siguieran la estela iniciada por el Rayo.”

Por su parte, Carmen Benito, presidenta de la Asociación Mujeres Unidas contra el Maltrato (MUM), aplaudió también esta iniciativa, porque visibiliza un “amplio abanico de causas solidarias”. “Es fantástico que el mundo del fútbol, que generalmente es masculino, se involucre en este problema y que los equipos difundan un mensaje positivo para que los hombres también se animen a sumarse a la lucha contra la violencia de género”, declaró a Servimedia.

La recaudación que reciba la asociación MUM se destinará a una Ecoaldea que está construyendo en un pueblo de Madrid. En ella vivirán víctimas de violencia de género con sus hijos y subsistirán gracias a una cooperativa de trabajo en un huerto y una pequeña granja. Cada año, la asociación atiende a unas 500 mujeres.

El responsable de deportes de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Rubén López, calificó la iniciativa del equipo madrileño de “histórica”. “En el deporte hay personas LGTB, aunque solo sea por estadística. Pero sigue siendo brutal que nadie del fútbol haya salido nunca del armario hasta hoy en nuestro país. Nadie, pese a la cantidad de futbolistas y exfutbolistas que tenemos”, y deseó que otros clubes sigan este ejemplo.

Fuente: Estadio deportivo