Para MUM, el 8M es una fecha que nos recarga de fuerzas para seguir luchando un año más, que nos une, que nos vemos y nos queremos, es una cita con nosotras y nos hace estar más unidas contra las desigualdades, luchando de manera combativa contra el patriarcado y el sistema opresor que nos ahoga y nos mata.

Tenemos la obligación de seguir concienciando, y más en el contexto político actual, en el cual se cuestionan sistemáticamente los derechos de las mujeres y sus reivindicaciones históricas.

Pero también tenemos la obligación de poner en marcha actuaciones claras y concisas para poder erradicar la desigualdad existente.